Thursday, May 7, 2009

035. Artículo sobre The Matrix en El Telégrafo

El filme que popularizó el ‘efecto bala’

The Matrix cumplió ayer 10 años de haberse estrenado. Su éxito provocó el rodaje de dos películas más en 2003 y un imperio de videojuegos.

Es posible que muchos cinéfilos (y quienes no lo son, también) hayan visto los enfrentamientos en el aire de los personajes de la película The Matrix, movimientos muy semejantes a los que se aprecian en los filmes de Bruce Lee o Jackie Chan. Esos enfrentamientos, a diferencia de los de artes marciales, van más allá en The Matrix.

Allí la acción de sus personajes parece congelarse, mientras una cámara sigue moviéndose alrededor de la escena, asistida por una computadora que registra 12 mil fotogramas por segundo. A esa técnica visual se la conoce como ‘bullet time’ (efecto bala), que en 1995 lo inventó Michel Gondry, pero cuatro años después se popularizó con este filme de ciencia ficción, que ayer cumplió una década de haberse estrenado.

The Matrix es una película escrita, dirigida y producida por los hermanos Andy y Larry Wachowski, que tuvo un presupuesto de 64 millones de dólares y acentuó la fama del actor canadiense Keanu Reeves, quien interpretó a Neo, un programador informático (durante el día) y hacker (en la noche).

Esquivando proyectiles de sus enemigos (con el ‘efecto bala’), Neo lucha por la libertad de la humanidad en un mundo cibernético, según la trama ambientada en 2199.

La historia de los Wachowski obtuvo ese año cuatro premios Oscar por mejor montaje, efectos visuales, sonido y edición. A esos logros se suma la recaudación de 460 millones de dólares y una saga que la completan dos filmes más llamados The Matrix Reload y The Matrix Revolutions (ambos en 2003).

Para el crítico de cine Billy Navarrete, Matrix es un filme híbrido que resulta un clásico de la postmodernidad debido a las innovaciones de aspecto tecnológico y audiovisual que presenta durante el desarrollo de sus tres cintas.

“Son largometrajes que han tenido muy buena acogida del público por el respaldo publicitario, distribución y la producción bien lograda de la industria de Hollywood”, argumenta el experto.

José Daniel Santibáñez, escritor de ciencia ficción, considera que este filme presentó en su primera parte un nuevo concepto de realidad virtual que se valió de una combinación de ciencia ficción, artes marciales y cómics, basada en una historia bien estructurada. “La segunda y tercera parte de la película simplemente se sostuvieron en acrobacias visuales y efectos especiales. No proyectaron una verdadera trama, pero aún así marcan una época importante en la historia del cine”, refiere sobre el largometraje que también protagonizaron Lawrence Fishburne (Morfeo, el villano de la historia) y Carrie-Anne Moss (Trinity, tripulante de Morfeo).

Óscar Peñaherrera, gerente de marketing de Cinemark, recuerda que cuando el filme fue estrenado en 1999 se destinaron 12 de las 16 salas que tenía disponible la exhibidora debido al gran impacto mundial de la cinta.

“Las estadísticas del nivel de ocupación de las salas de cines fue del 75% , un excelente indicador del éxito de la película. Los márgenes regulares abarcan el 20 o el 30%”, afirma Peñaherrera.

Agrega que la conmoción que causó la cinta en la audiencia fue tan alta que tuvieron que estrenarla a la media noche de un jueves, cuando por lo general los estrenos se realizan en horarios vespertinos. “Se mantuvo durante cinco meses consecutivos en la programación de las carteleras, teniendo en cuenta que el lapso normal para exhibir un filme es de cuatro semanas”, explica.

Series y largometrajes animados como Los Simpson y Shrek han imitado el famoso ‘efecto bala’ en alguna de sus escenas.

Tras una década de su estreno, la película The Matrix se ha convertido en una imperio del entretenemiento, que produce cómics, páginas de internet, dibujos animados y videojuegos.

Redacción Espectáculos
espectaculos@telegrafo.com.ec

No comments: